Image by Joel Filipe

INMUNOTERAPIA - VACUNACIÓN

DESCRIPCIÓN INMUNOTERAPÍA

En la consulta médica de alergología se determina que el tratamiento propuesto es la Inmunoterapia. Esto se logra después de que el alergólogo realiza una historia clínica completa y confirma el diagnóstico mediante las pruebas y los exámenes paraclínicos pertinentes.

El tratamiento de inmunoterapia consiste en la administración de extractos de alérgenos como Ácaros, Gramíneas o Epitelio de Perro y gato (hacia los cuales previamente el Alergólogo tratante ha documentado reacción). Se realizará cada 30 a 45 días regularmente en una cantidad inicial de 0.3ml y continúa con 0.5 ml, por vía subcutánea generalmente en el brazo (derecho o izquierdo que se alterna mensualmente) durante 3 a 5 años.

Para determinar su evolución se deben temer controles con el alergólogo tratante mínimo cada 6 meses.

OBJETIVOS INMUNOTERAPIA

El objetivo de la inmunoterapia con alérgenos es disminuir la reacción alérgica que es desencadenada por el contacto del paciente sensibilizado con el alérgeno. La inmunoterapia actúa reeducando el sistema inmune alérgico hacia un sistema inmune resistente a lo que es alérgico el paciente.

Beneficios inmunoterapia:

  • Actúa sobre la frecuencia y la intensidad de las crisis agudas.

  • Actúa sobre la cronicidad de los síntomas.

  • Disminuye la hiperreactividad nasal y bronquial.

  • Impide que la rinitis evolucione hacia Asma.

  • Previene la polisensibilización.

  • Los efectos de la inmunoterapia con alérgenos persisten durante mucho tiempo después de terminar el tratamiento.

little-asian-child-girl-and-dog-happy-cute-girl-in-jeans-overall-and-hat-playing-with-dog-
 
 
Image by Priscilla Du Preez

SIGNOS DE ALARMA INMUNOTERAPIA

El objetivo de la inmunoterapia con alérgenos es disminuir la reacción alérgica que es desencadenada por el contacto del paciente sensibilizado con el alérgeno. La inmunoterapia actúa reeducando el sistema inmune alérgico hacia un sistema inmune resistente a lo que es alérgico el paciente.

La inmunoterapia lo va a beneficiar ya que:

  • Actúa sobre la frecuencia y la intensidad de las crisis agudas.

  • Actúa sobre la cronicidad de los síntomas.

  • Disminuye la hiperreactividad nasal y bronquial.

  • Impide que la rinitis evolucione hacia Asma.

  • Previene la polisensibilización.

  • Los efectos de la inmunoterapia con alérgenos persisten durante mucho tiempo después de terminar el tratamiento.

PREPARACIÓN INMUNOTERAPIA

  • Acudir en buen estado de salud, sin gripa, sin tos, sin fiebre (ni el día de la cita, ni que hayas presentado fiebre durante las 72 horas anteriores a la cita), sin crisis asmática, ni dificultad respiratoria.

  • En caso de que seas diagnosticado con algunos de los síndromes virales febriles como, Chikunguya, SIKA o dengue con sintomatología debe esperar a que sea resuelta y el paciente refiera y se evidencie mejoría de los síntomas para ser vacunado.

  • En caso de que hayas recibido la vacuna contra la fiebre amarilla, debes esperar 2 semanas para ser vacunado, o si vas a recibir inmunoterapia y debes aplicarte la vacuna contra la fiebre amarilla, debes esperar 2 semanas. Las demás vacunas no presentan interacción.

  • Disponer de 1 hora aproximadamente para la cita, debes asistir 20 minutos antes.

  • Verificar que la autorización se encuentre vigente y dirigida para Riesgo de Fractura, Cayre.

  • Nota aclaratoria: Si el paciente no cumple con las indicaciones anteriormente mencionadas ,no se puede vacunar.

 

​RECOMENDACIONES POSTERIORES

  • No rascarse, ni hacer compresión en el brazo de la aplicación.

  • No asistir a sauna o tomar baños con agua caliente durante las 3 horas posteriores a la administración. 

  • El día de aplicación de la vacuna no se debe hacer ejercicio, ni ingerir licor.

  • Puedes tomar tus medicamentos habituales sin ningún problema y seguir su rutina diaria, teniendo en cuenta que no debes hacer ningún tipo de actividad física intensa.

  • No es necesario tomar antiinflamatorios posteriores.

  • Es necesario esperar 30 minutos después de la aplicación de cada dosis de inmunoterapia o vacuna dentro de la institución, con el fin de vigilar y atender inmediatamente posibles reacciones adversas.

  • Debes ser consciente que todo tratamiento o procedimiento médico puede presentar efectos adversos de carácter imprevisible.

  • Como paciente debes seguir las instrucciones de cuidado y asistir a controles médicos, ya que hacen parte del plan del tratamiento.

  • Al terminar la aplicación, es necesario tomar una serie de fotocopias que corresponden a la historia clínica, ya que por tratarse de un medicamento NO POS, es necesario para el trámite de la autorización.

Image by Warren Wong
Image by Elizeu Dias

REACCIONES ESPERADAS

  • La aplicación no produce fiebre, ni tiene mayor contraindicación, puede presentarse un poco de inflamación, roncha, o coloración, que cederán espontáneamente.

  • Dolor leve del brazo donde se le administró la vacuna.

  • “Roncha” pequeña o de tamaño moderado que no sobrepase el nivel del codo.

  • En algunos casos estornudos y leve congestión nasal.

  • Estas reacciones son normales a la inmunoterapia, duran aproximadamente de 24 a 72 horas y desaparecen solas; para disminuir el dolor e inflamación en el sitio de aplicación de la vacuna, puedes colocarte hielo (nunca directamente sobre la piel) y aplicarte un poco de crema de betametasona para disminuir la picazón.

  • Estas reacciones se controlan muy bien con antihistamínicos, y aplicación indirecta de hielo

INFORMACIÓN ADICIONAL

  • La frecuencia para la administración de la vacuna es de modalidad mensual en un periodo máximo de 40 días para darle continuidad al esquema terapéutico.

  • La frecuencia para la consulta de Alergología o Inmunología es de acuerdo a la indicación del médico profesional; se tiene comprendido cada 4 meses en adelante. (Este tiempo varía según la condición del paciente). 

  • Las recomendaciones posteriores a la vacuna las da la auxiliar encargada del proceso, una vez el paciente se encuentra en el punto de vacunación. 

  • La indicación del control la da el médico tratante, así como la solicitud de exámenes especiales como: Pruebas Cutáneas.