Image by Joel Filipe

PROGRAMA PARATI ARTRITIS REUMATOIDE (AR)

OBJETIVOS

  • Lograr un diagnóstico temprano y una intervención farmacológica rápida que lleve a disminuir actividad de la enfermedad.

  • Evitar incapacidad.

  • Disminuir la mortalidad relacionada con la enfermedad cardiovascular.

  • Disminuir el número de hospitalizaciones.

  • Evitar daño estructural y reemplazo articular.

  • Lograr persistencia en el uso de medicamentos y mejorar adherencia.

  • Evitar la discapacidad y pérdida de productividad laboral.

  • Gestionar el riesgo de infecciones y riesgo cardiovascular relacionado con la enfermedad.

TODO EN UN MISMO LUGAR

EM-2.png
Pareja en bicicleta
Image by Mehmet Turgut Kirkgoz

PROGRAMA DE SEGUIMIENTO

Equipo Multidisciplinario: Los equipos multidisciplinarios en salud son un componente fundamental del Modelo Integral de Atención en Salud, y buscan garantizar el abordaje multidimensional del individuo durante la atención integral.

Cada uno de los profesionales del equipo es crucial en el desarrollo del plan de manejo y la frecuencia de las atenciones dependerá del nivel de control de la actividad, como mínimo, con las visitas adicionales necesarias de acuerdo con el plan individualizado que se haya determinado con el perfilamiento individual del riesgo.

En todas las atenciones, se deberá brindar educación al paciente y su familia para disminuir la actividad inflamatoria de la Artritis Reumatoide a través de acciones no farmacológicas que favorezcan la funcionalidad y mejoren la calidad de vida del paciente incluyendo el actuar del equipo en el marco de la rehabilitación funcional orientada a mantener o mejorar el máximo posible de independencia funcional de la persona con la enfermedad, así como se promueva el autocuidado y práctica de modos, condiciones y estilos de vida saludable, con especial énfasis en mantener un peso saludable y prevención o cesación en el consumo de tabaco.

Mitigación de Riesgos: Las complicaciones asociadas a la Artritis Reumatoide (AR) deben ser manejadas de acuerdo con el plan de manejo individual, buscando siempre el objetivo de mantener la funcionalidad y calidad de vida del paciente, siendo necesario contemplar las atenciones por especialistas en ortopedia, fisiatría, oftalmología, neumología y dolor, de acuerdo con la pertinencia médica y el equipo interdisciplinario de rehabilitación funcional para mejorar o mantener el máximo nivel de independencia posible en Actividades de la Vida Diaria, el Reumatólogo tratante gestionará la remisión y evaluación por estas especialidades de ser requerido con el asegurador.

Psiquiatría:​ 

Las intervenciones de educación al paciente y cuidadores se enfocan principalmente en adquirir destrezas en la identificación de signos y síntomas de agudización en empeoramiento de la condición, así como el adecuado uso de herramientas de su vida cotidiana y del sistema de salud, en aras de optimizar su funcionalidad y desempeño, y reducir las consultas innecesarias.

También se requiere la educación acerca del uso de los medicamentos de venta libre, analgésicos y Fitoterapéuticos, la adherencia al tratamiento y la importancia de los modos, condiciones y estilos de vida saludables como factor crítico para alcanzar los resultados en salud deseados y mantener la funcionalidad y calidad de vida.

No hay que olvidar el abordaje de los aspectos en la dinámica familiar, afectivos y sociales que puedan impactar directamente el seguimiento del tratamiento y la respuesta al mismo, así como las comorbilidades físicas o mentales que pueda presentar el paciente.

Seguimiento clínico y tratamiento: El tratamiento del paciente con Artritis Reumatoide (AR) incluye el abordaje integral y no sólo la terapia farmacológica.

El principal objetivo del tratamiento es manejar el dolor, mantener la funcionalidad, lograr la remisión de la actividad inflamatoria, garantizar la continuidad en las actividades de la vida diaria y laboral del paciente, retardar o prevenir el daño articular y mejorar la calidad de vida.

Retrato de adolescente

Medidas en el Ambiente Laboral: Mantener la funcionalidad a nivel de las actividades de la vida diaria y ocupacionales del paciente con AR es de vital importancia.

El uso de elementos de protección personal, puestos de trabajo ergonómicos, el seguimiento de pausas activas durante las jornadas de trabajo o estudio brindan protección articular y osteomuscular.

CRITERIOS DE INGRESO AL PROGRAMA

  • Pacientes con diagnóstico de Artritis Reumatoide confirmado por criterios ACR/EULAR 2010 remitidos desde la consulta de Reumatología o de otras especialidades médicas, que se encuentren afiliados al Plan Complementario de Compensar.

  • Los pacientes que ingresan al programa deben pertenecer en el Plan Complementario de Compensar y ser diagnosticado con artritis reumatoide o artritis idiopática juvenil.

  • Dentro de la ruta se establece que el paciente puede ser remitido por el asegurador o captado a través de la revisión de bases de datos o interconsulta post-hospitalaria. Luego la auxiliar explica al paciente en que consiste el programa y toma los datos de este.

  • Posteriormente se asigna una cita para ser valorado por un médico reumatólogo perteneciente al programa PARATI- AR quien determina la pertinencia diagnóstica y de medicamento dando continuidad al proceso de intervención o salida del paciente. O en caso de considerarlo necesario se enviará a junta médica.

  • La consulta se asignará de acuerdo con la geo-referenciación del paciente en la Sede Américas o Pontevedra de la institución.

  • En el contacto inicial con la auxiliar del programa le solicitará al paciente asistir a la primera cita del programa con todos sus laboratorios e imágenes previas.